ico

Otro la recreaciónPosted by on

En Colombia, el derecho a la recreación es reconocido como un derecho fundamental para nosotros los niños, las niñas y los adolescentes, precisamente por la importancia que tiene para nuestro desarrollo físico y psicológico, pero también porque a través de los espacios lúdicos se nos pueden llegar a proteger los demás derechos.

Para Yatzary Mayo, de 13 años en Quibdó, Chocó, “ayudar a los niños a que se recreen permite que no estén metidos en cosas malas como la droga. Esta es una manera para lograr un país en paz”, afirma nuestra entrevistada en Quibdó Yatzary.

Es importante que los adultos entiendan que la recreación permite que los niños desarrollemos nuestra capacidad intelectual y recreativa, todos los menores de edad tenemos derecho a recrearnos porque es la manera en que podemos compartir con otras personas y así salir de nuestras actividades rutinarias. “Garantizando el derecho al juego de los niños y las niñas puede alcanzarse la paz porque así creceremos bien y saludablemente”, reflexiona frente al tema Yamerly Mosquera, de 10 años en Quibdó.

De acuerdo con Lilia Orbes, directora de Aldeas Infantiles SOS en Ipiales, Nariño, a quien entrevistamos, “el juego es importante en la niñez porque desarrolla su capacidad. A través del juego exploran, aprenden a ser sociables, por esta razón es importante que los niños y niñas en los espacios en los que interactúan tengan momentos para jugar, para recrearse, para participar y para aprender del otro”.

El juego, como un derecho fundamental, permite también que las personas se conozcan e integren como miembros de una familia. A través de espacios lúdicos, es decir, aquellos lugares destinados para que juguemos, los padres pueden enseñarnos valores, principios, habilidades, incluso asuntos como la capacidad de ganar o perder, además podemos aprender a sobreponernos ante cualquier circunstancia.

“Garantizando y respetando los derechos logramos que Colombia pueda avanzar hacia un país en paz. Mientras un niño juegue todas las personas seremos más felices”, opina Santiago Huertas, de 15 años en Ipiales.

Por su parte, Óscar Mora, de 16 años asegura que, “el juego y la recreación es un derecho muy importante para completar bien nuestra etapa de la niñez y la adolescencia. Además, a través de él pueden llegar a identificarse y prevenirse situaciones de abuso o violencia que puedan vulnerar los derechos de los niños y las niñas”.

Cat 1

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

<